En el marco del proceso de certificación ambiental del municipio de Alto del Carmen y por la importancia que su alcaldesa Carmen Bou asigna a la  incorporación de los jóvenes en esta instancia, es que se realizó una masiva jornada ambiental en el sector El Solar, donde comienza el embalse Santa Juana de cordillera a mar.  Al respecto la primera autoridad comunal señaló que «estamos haciendo un esfuerzo importante para que nuestra comuna pueda certificarse ambientalmente, pues tenemos la convicción de que esta es la forma responsable de abordar los temas ambientales que son de interés de nuestros vecinos, involucrando no solo a las unidades del municipio, sino a la comunidad en su conjunto y en especial a los jóvenes, ya que son ellos quienes deberán hacerse cargo en el futuro de nuestra comuna». 
Durante la jornada ambiental, en la que no solo participaron los estudiantes del Liceo de Alto del Carmen, sino que también los funcionarios de la Dirección de Medio Ambiente de municipio y personal de carabineros, quienes aprovecharon la instancia para generar conciencia de la necesidad de cuidar el medio ambiente y protegerlo teniendo una actitud responsable y por ejemplo en el caso de las quemas, cumplir con los horarios y fechas establecidas para esta práctica, tan común en el sector agrícola.
Carmen Bou destacó la necesidad de sumar cada día más voluntades para la protección del medio ambiente, ya que según explicó, «vivir en un ambiente libre de contaminación es un derecho que debemos resguardar y del cual todos somos responsables, más aún cuando vivimos en un entorno privilegiado como lo es Alto del Carmen, prueba de ello es que nos han reconocido como comuna SOL, es decir se caracteriza por ser Segura, Ordenada y Limpia».
Finalmente, la alcaldesa felicitó a la comunidad educativa del liceo y destacó la iniciativa de los estudiantes, quienes aprovecharon la oportunidad para asumir el compromiso de conformar un grupo de forjadores ambientales, el primero de estas características en la comuna, al respecto señaló que «es emocionante ver el tremendo interés que los jóvenes han demostrado hoy por entender su entorno y protegerlo, creo que instancias de aprendizaje en terreno como la que desarrollamos aquí, permiten un mejor mejor entendimiento de la fragilidad de la naturaleza y de los servicios que esta presta».