Ayúdanos a disminuir desechos en nuestra comuna



COMPOSTAR: UN GRANITO DE ARENA PARA LA DISMINUCIÓN DE NUESTROS DESECHOS VEGETALES

Sabías que una de las formas de ayudar a disminuir los focos de infección que ocasionan el Coronavirus, es evitando la acumulación y transporte de residuos domiciliarios, lo que se puede lograr a través del compostaje de una parte de los desechos vegetales que forman parte de la basura que a diario generamos en nuestros hogares.

Diariamente una familia puede producir hasta 3 kilos de basura, casi la mitad de esta corresponde a desechos orgánicos que podrían ser reciclados. Por eso le invitamos a que junto a su familia exploremos esta técnica, con la cual se puede disminuir el transporte de una parte importante de los desechos que llegan al relleno sanitario que se encuentra en Vallenar.  Una vez allí, estos desechos ocupan espacio y liberan un gas (metano), que es uno de los causantes del efecto invernadero. Además, con la adopción de esta técnica usted estará ayudando a disminuir el riesgo de infección que corren los integrantes del equipo municipal a cargo de la recolección de los residuos domiciliarios. 

Ayúdenos contestando la siguiente encuesta… Solo dele clic en el link y responda.


¿En qué consiste el compostaje de los residuos?

Es un proceso mediante el cual la materia orgánica – es decir los restos vegetales –  luego de un importante trabajo que desarrollan microorganismos, son transformados en pequeñas partículas de color oscuro que conocemos como el compost, el cual es un excelente abono natural. De cada 10 kilos de desechos vegetales podrías obtener cerca 2 kilos de compost.

Iniciemos entonces la aventura de preparar el compost!!!


Preparemos el lugar 

Existen varias alternativas que se pueden utilizar para compostar nuestros desechos, en estructuras especialmente construidas para eso, las cuales incluso las puedes encontrar en algunos centros comerciales, estas pueden ser más costosas o de mayor dificultad para su implementación. La forma más sencilla y económica para preparar el compost es en un hoyo cavado en el huerto o jardín, próximo a la casa. Para esto selecciona un lugar seco con algo de sombra y con acceso a una fuente de agua. Prepara el lugar cavando un hoyo, su tamaño dependerá de la cantidad de compost que quieres producir. Con un hoyo de 50 x 50 centímetros podrías generar unos 3 kilos de compost en una temporada.


¿Cómo preparar una buena mezcla para compostar?

Mezcla los siguientes ingredientes:

Ingrediente 1.- Restos de hojas secas, ramas, aserrín, trocitos de madera.

Ingrediente 2.- Restos de vegetales frescos (verdes). Trozos de verduras, hierbas u otros desechos vegetales.

Ingrediente 3.- Tierra sin piedras, con esta le darás cuerpo a la mezcla que estás preparando. 

Ingrediente 4.- Agua, con esta podrás mantener una adecuada humedad en la mezcla. 

Atención: siempre procura considerar la misma cantidad de restos de vegetales secos (ingrediente 1)  y verdes (ingrediente 2).


Revisa los 4 pasos para un buen compostaje:

Primer paso: En el fondo del hoyo deposita los restos de hojas secas y ramillas, con esto  ayudarás a la ventilación de la mezcla.

Segundo paso: Alterna las capas de desechos de jardín es decir el ingrediente 2 con los restos de vegetales que utilizas en la cocina, colocando una capa de tierra entre ambas. Mantén húmeda la mezcla y revuélvela cada dos semanas.

Tercer paso: Cubre el hoyo en la superficie con algunas ramas para impedir que pierda humedad y la temperatura de la mezcla o también puede ser con una lona, nunca con plástico.

Cuarto paso: Nunca permitas que se seque tu compost, siempre debes mantener la mezcla húmeda para que hagan su trabajo los microorganismos. 


¿Cuándo puedo usar el compost?

Para saber si los microorganismos hicieron su trabajo, toma un puño y observa su color, el material debe ser oscuro y al mirar en forma detenida, no podrás identificar ninguno de los restos que depositaste originalmente, excepto algunos trozos de ramillas.

Durante la época de primavera y verano el material tardará 3 meses aproximadamente en estar listo para su uso, en otoño e invierno, debido a las bajas temperaturas, el proceso podría ser mucho más lento, tardando hasta 6 meses para estar en condición de ser usado.

Si no usas el material compostado inmediatamente, lo puedes conservar guardándolo en bolsas cerradas herméticamente.


Considerar los siguientes consejos:

  • Para mantener la humedad debes evitar la exposición directa al sol.
  • Cuando la mezcla contiene demasiado restos vegetales verdes (ingrediente 2), entonces sentirás un fuerte olor similar al amoníaco, para contrarrestar puedes agregar hojas secas.
  • Si la mezcla huele a podrido, significa que hay demasiada humedad y poca aireación, debes añadir restos vegetales secos, como hojas y ramillas. 
  • Para evitar moscas y mosquitos, siempre debes enterrar un poco los restos de desechos.